Árbol de Navidad con hojaldre y Nutella

Hoy os traigo una receta muy fácil, rápida y riquísima!!! Es hojaldre con nutella en forma de árbol de Navidad, ideal para estas fechas. Podéis ver el vídeo aquí:

edited_1481304474635.jpg

A nosotros se nos olvidó decorarlo con lacasitos para simular las bolas del árbol, pero es que al salir del horno olía tan bien que empezamos a quitar ramas al árbol y nos lo comimos entre mamá, papá y yo.

Anímate a hacerlo, solo necesitas una lámina grande de hojaldre o dos, untar nutella o chocolate derretido y hacer la forma del árbol tal y cómo te enseñan los vídeos. Lo cubres con huevo batido, un poco de azúcar y al horno a 190º durante unos 10 minutos.

¡Espero que te guste!

Un saludo.

Ayer participamos en la Marató de TV3

Hola, feliz inicio de semana, ya tenemos a la vuelta de la esquina el día de Navidad, y por eso, cuando se acercan estas fechas, se celebra la Marató de TV3 con el objetivo de recaudar fondos para la investigación y ayuda de ciertas enfermedades. Este año se ha centrado en el ictus, lesiones medulares y cerebrales traumáticas. Si quieres saber más, mira este link.

Nuestra guardería y un colegio de nuestro pueblo, se juntaron para participar y recaudar fondos, haciendo un desayuno popular, vendiendo objetos de segunda mano y rifando obsequios cedidos por ciertas empresas del municipio. También hubo animación, baile, talleres a precio simbólico, entre otras actividades.

Nosotros pusimos nuestro granito de arena e hicimos un bizcocho con cobertura de chocolate.

20161217_224049.jpg

También llevamos juguetes para su venta y compramos papeletas para el sorteo. En total, con todas las aportaciones de la gente en el evento, se recaudaron  1.219,21€.

Este año, la Marató de TV3 ha conseguido recaudar 8.490.607€ para este fin.

 

¡Qué tengaís una buena semana!

Lucas.

Turrones con chocolate

Hola, hoy os traigo dos recetas de turrón con chocolate, ambas buenísimas y muy rápidas de hacer.

Turrón de dos chocolates con oreos

IMG-20161130-WA0005.jpg

Ingredientes:

  • 150g de chocolate fondant
  • 150g de chocolate blanco
  • 2 cucharadas de margarina
  • 5 oreos

Elaboración:

Derretir el chocolate blanco en el microondas y una vez desecho, añadir una cucharada de margarina y tres oreos chafadas. Poner en un molde para turrón y repetir la misma operación con el chocolate negro: derretir, la cucharada de margarina y las dos oreos restantes chafadas. Poner encima del chocolate blanco y dejar un rato en la nevera antes de servir para que endurezca. ¡Desmoldar y disfrutar!

 

Turrón de chocolate y arroz inflado

15493571_1332184413493393_2228424842685081501_o.jpg

Ingredientes:

  • 250g de chocolate fondant
  • 35g de arroz inflado de chocolate (cereales)
  • 30g de manteca de cerdo

Elaboración:

Derretir el chocolate en el microondas y una vez desecho, añadir la manteca de cerdo hasta que se deshaga por completo y no queden grumos. Agregar finalmente el arroz inflado de chocolate, remover y rellenar el molde del turrón. Dejar en la nevera que endurezca pero antes de servir, mejor que esté un rato a temperatura ambiente para que no quede tan duro y sea más fácil de cortar.

¡¡ Qué las disfrutes mucho!!

Lucas.

¡Venimos de un largo puente!

Hola, este año el puente de la constitución ha sido un poco raro pero nosotros lo hemos podido disfrutar en familia desde el miércoles por la tarde hasta el domingo. Y hemos hecho un montón de cosas de Navidad, me lo he pasado muy bien y cada día aprendo y vivo nuevas experiencias.

El jueves que era 8 de diciembre, fuimos a la “fira de Santa Llúcia” que hacían en un pueblo de al lado donde vivimos. Había muchas paradas con cosas navideñas, como cagatiós, decoración de Navidad, ropa, muestra de productos artesanos,…. y las calles estaban muy bonitas decoradas.

15350598_1326434177401750_2168844805784602017_n.jpg

Lo mejor de todo fue, ¡ver a un Papa Noel en zancos! Iba hablando con la gente, le daba caramelos a los niños y nos podíamos hacer fotos con él. A mí me gusta verlo de lejos, pero si se acerca mucho empiezo a llorar porque no me gusta que se me arrime gente tan rara.

15390885_1326434217401746_1686507863376247116_n.jpg

Al día siguiente mis papás me llevaron a un centro comercial. Por lo visto, tenían que comprar muchas cosas, yo no me di cuenta porque a mí lo que me gusta es correr y tocarlo todo, por eso normalmente, mi mamá hace la compra y mi papá se queda conmigo jugando y enseñándome cosas. Me encantó el árbol de Navidad tan gigante que había en medio del centro comercial. ¡Qué pasada!

15253584_1326434137401754_7054735477488105097_n.jpg

El sábado hicieron la “fira de Nadal” en mi pueblo. También había muchas paradas bonitas, con muestra de oficios, juegos en familia y hasta vinieron personajes de dibujos animados. Me pasa lo mismo que con Papa Noel, me gusta verlos de lejos pero si me acerco demasiado lloro en señal de protesta. Por ejemplo, a mí me encanta la Patrulla Canina, pero ver a Chase y Marshall en la vida real se me hace muy raro, tanto que no me fío, lo siento, lo veo raro.

15440400_1326434114068423_397726469715069919_o.jpg

La verdad que ha sido un puente diferente y cargado de muchas actividades chulas. Creo que esto de la Navidad me está empezando a gustar más de lo que creía…

¡Feliz semana!

Lucas.

Se acerca la Navidad…

¡Hola!

Mi mamá está eufórica porque se acerca la Navidad. Yo todavía no sé muy bien que significa pero lo que hacemos me gusta. El día uno de diciembre fuimos a la plaza del ayuntamiento a ver la encendida de luces. Fue muy chulo porque contamos de diez a cero, todo se encendió y empezaron a tirar fuegos artificiales.

20161201_182427.jpg

Yo miraba asombrado, igual que la gente de nuestro alrededor. Y a partir de ese día hemos ido haciendo cosas navideñas, como poner el árbol de Navidad y decorar la casa, galletas y bizcochos navideños,…

IMG_20161201_201030.jpg

La verdad que me encanta ayudar a mamá en la cocina, pero reconozco que la decoración final la hace ella porque le queda muy bonita.

20161205_132050.jpg

También mi mamá ha hecho un árbol de fieltro, con decoraciones de fieltro en forma de corazón para que yo me entretenga. Me gusta mucho tirar los corazones al suelo y dejarlo ahí, luego mi mamá me pide por favor que los recoja con ella y eso me gusta. Me gusta que los dos pongamos los corazones juntos.

20161201_203424.jpg

Pero de momento lo que más me ha gustado ha sido poner las decoraciones del árbol de Navidad grande. Quedó muy chulo y lo que más me gusta es verlo con las luces encendidas. Durante el día, como queda un poco soso, me divierto cogiendo las bolas del árbol y tirándolas al suelo, así mi mamá viene a darme en el culete jugando y yo me parto de la risa.

20161203_095104.jpg

Otra actividad que hemos hecho ha sido hacer turrón. De momento lo hemos hecho de dos chocolates con oreos y de yema quemada. Más adelante os haré una entrada nueva con alguna receta de los turrones y las fotos, veréis que ricos!!!

Pues eso, disfrutar mucho de la Navidad que es muy divertido.

Un saludo,

Lucas.

Ayer fui al médico…

Hola, ayer no escribí nada porque tuve que ir al médico… era revisión pero igualmente no me gusta.

Siempre que entro por la puerta de recepción del médico ya me pongo a llorar. Conozco ese sitio a la perfección, es un lugar donde no lo paso bien y muchas veces me han hecho daño con vacunas que duelen mucho. Tampoco me gustan las revisiones, porque el médico dice “quítale toda la ropa” y me dejan sin nada, ni siquiera el pañal. A mí eso no me gusta, ¿Por qué yo me tengo que quedar desnudo y mis papás y el médico se pueden quedar con la ropa puesta? No es justo. No me gusta que me vean sin ropa. Y en señal de protesta, lloro. Y lloro mucho y nada ni nadie puede calmarme.

Cuando llegamos a la sala de pediatría, todos los niños están jugando o abrazados a sus mamás. Seguro que ellos cuando entran no les hacen lo mismo que a mí, porque no entiendo cómo pueden estar tan serenos y yo tan nervioso e inquieto.

Una vez dicen mi nombre y mis papás se levantan, doblo el tono de mi lloro en señal de que quiero irme, de que por favor, no sigan con eso. No me gusta, no quiero. No y NO. Pero se ve que mi madre no lo tiene que entender o algo porque por mucho que llore, entramos en la consulta. La consulta es muy blanca y está llena de cosas raras e inusuales para mí.

No sé cómo mis padres pueden conseguir desvestirme porque me pongo tieso, lloro, pataleo y se lo pongo verdaderamente difícil. ¡¡Pero lo consiguen!! Luego me ponen encima de una báscula, ¡cómo si fuera una sandía a la que pesar! Acto seguido, me tumban en la camilla, encima de un medidor que está más frío que el hielo y me estiran a tope. ¡Será posible! Y para acabar, me ponen una cinta para medir mi cabeza, ¿es que acaso me van a hacer un sombrero a medida? ¡Pues no hagáis eso, hombre!

Yo pienso que han acabado porque por fin, me ponen el pañal. Ahora que soy más grande ya no me hago pipí encima, pero de bebé siempre les dejaba el regalito: un buen charco de pipí calentito 🙂 . Pero no han acabado, ahora viene el pediatra y empieza a oscultarme con un chisme raro como este:

78888-163931.jpg

¿Sabes lo frío que está esa redondita del final? Pero eso no es lo peor, luego me meten un palo de madera en la boca, que siempre me dan unas arcadas que me muero. Ahora que tengo dos años, he aprendido a cerrar la boca y la cierro en señal de protesta para evitar que me metan ese palo, pero aun así, lo consiguen. Y si fuera poco, me meten algo por los oídos y el pediatra me manosea por todos sitios. ¡¡Vale yaaaaaaa!! Luego dice que camine, ¿pero no puedo hacerlo cuando me vaya? No entiendo esa clase de circo que montan… pero ahí parece que se acaba todo y dejo de llorar cuando mis papás empiezan a vestirme. Parece que ya nos vamos, así que empiezo a decirles adiós y a darles besos, a ver si así les caigo un poco mejor y no hace falta que vuelva más por aquí….

Lo que no entiendo es la paciencia de mis papás. Estuve llorando una media hora aproximada y en ningún momento me regañaron ni me gritaron. Yo reconozco que me pasé y quizás me merecía una pequeña bronca, pero no fue así. Ellos en todo momento intentaban calmarme, me distraían con canciones o juegos de manos y también me llevaban a dar un paseo. Eso me relajaba mucho pero no tanto para que dejara de llorar. Así que les quiero decir que gracias por estar a mi lado y por su paciencia infinita.

Y esto es todo por hoy, porque hoy vamos a montar el árbol de Navidad y me hace mucha ilusión. El lunes os cuento,

Lucas.