Trucos para adelantar el parto.. (40 a 42 semanas)

¡¡Hola!!

Aunque mamá esté de 40 semanas y tres días, esta nueva entrada os habla de trucos que podéis llevar a cabo si habéis superado vuestra fpp y deseáis que nazca ya vuestro bebé.

Antes no es recomendable hacerlo porque la naturaleza es sabia y no hay que forzar a que las cosas lleguen antes, pero es cierto que pasadas las 40 semanas, puede empezar a ser desesperante y no hay nada malo en seguir estos trucos fáciles y naturales.

Trucos para adelantar el parto (una vez hemos cumplido las 40 semanas):

Yo nací de 41+4 semanas y pese que mamá probó de todo, estuve bastante días en la barriga de mamá, por un día no se ven obligados a provocarle el parto. Así que estos trucos tampoco os aseguran que sean efectivos, pero pueden ayudar.

Los trucos que os proponemos son:

  • Salir a caminar. El ejercicio siempre es bueno!!!
  • Subir escaleras. No uses el ascensor.
  • Bailar. Pon tu música favorita y ¡Baila!
  • Tener sexo. Libera oxitocina que es genial para empezar el trabajo de parto.
  • Estimular los pezones. Esto también libera oxitocina.
  • Tomar una infusión de frambuesa. Dicen que sus propiedades ayudan a acelerar el parto.
  • Comer cosas picantes. Una buena excusa para comer unas bravas picantes o unas fajitas bien sazonadas.
  • Comer chocolate. ¡Qué rico es! Y si además nos ayuda, mejor.
  • Una buena sesión de risas. Salir con los amigos o una buena peli de risa puede ser una buena idea.
  • Ejercicios en la pelota de pilates. Siempre ayudan a fortalecer la pelvis y a encajar al bebé.
  • Pasar por baches y badenes. Súbete en el coche y pillar un poco rápido baches o badenes, ese movimiento puede estimular las contracciones.

Y si aún probándolo todo, te tienen que provocar el parto, no pasa nada, el nacimiento llega y los profesionales sanitarios harán estupendamente su trabajo para que tengas en tus brazos al bebé que esperas.

Saludos,

Mamitengounblog

@miriam_peralvarez.

A pocos días de conocerte.. (38 a 40 semanas)

¡Hola!

El final del embarazo de mamá está a punto de acabar y cada vez hay más nervios y ganas de conocer a mi futuro hermanito.

Últimos preparativos

Durante estas semanas finales, mis papás y yo hemos ido a comprarle un regalo a Martín o Martina. Le hemos preparado una cestita con gasas, suero, pañales, cartilla portadocumentos y sonajero porque era algo que aún no tenía. La idea es llevarle el regalo cuando yo vaya a conocer a mi hermanit@ al hospital. Mamá dice que seguramente él tenga algo para mí porque también está deseando conocerme. ¡¡Qué ganas!!

Además, ya está todo limpio y colocado en su sitio. Todo está listo para su llegada, pero mi hermanit@ parece que no tiene muchas ganas de nacer porque mamá ya ha pasado las 40 semanas y aún no ha querido nacer.

Controles médicos

En estas semanas es común que el hospital donde vaya a nacer el bebé te llame para empezar el seguimiento del final del embarazo. Básicamente consiste en realizar las famosas correas o la monitorización fetal, que consiste en registrar el latido cardiaco del bebé mediante unas correas que se atan alrededor de la tripa de la madre. La prueba dura entre 20 y 30 minutos y también detecta si la mujer tiene contracciones y si estas son solo preparatorias o muy intensas y/o seguidas, lo que indicaría que el parto puede haber empezado.

Según el centro de salud se realizan exploraciones vaginales para evaluar el estado del cuello uterino, por si hubiera empezado a borrarse o si ya existiera dilatación y el parto pudiera haber comenzado.

Síntomas de parto

Mamá lleva días pendiente y observando los síntomas del parto, los cuales son:

  • Desprendimiento del tapón mucoso: Cuando el cuello del útero comienza a dilatarse se produce el desprendimiento del tapón mucoso, una sustancia espesa y viscosa, secretada por las glándulas del canal cervical, que bloquea la entrada al cuello del útero para proteger al feto de infecciones. Su aspecto es de mucosidad gelatinosa, a veces, cubierta de sangrado marrón o rosa, sin embargo, para algunas mujeres con gran cantidad de flujo en el último trimestre de embarazo podría pasar desapercibido. Una vez expulsado el tapón el parto puede empezar en unas horas, en días siguientes o incluso una o dos semanas, por lo tanto, no es obligatorio que sea una señal de parto inminentes.
  • Contracciones regulares: cuando la mamá empieza a notar contracciones dolorosas y de intensidad creciente, que se producen a intervalos regulares, indica que ha comenzado la fase de dilatación y, con ello, el proceso del parto. Las contracciones de parto deben ser regulares, cada 5 minutos o menos, con duración entre 30 y 70 segundos.
  • Rotura de la bolsa: La bolsa de líquido amniótico puede romperse debido a la presión ejercida por la cabeza del feto, o a causa de las contracciones regulares. La rotura de la bolsa con expulsión de líquido amniótico, lo que popularmente conocemos como romper aguas, puede producirse antes del parto o durante la primera fase del mismo. Si las aguas son claras, hay que acudir al hospital pero no hay prisas, en cambio, si las aguas están manchadas, hay que acudir de inmediato y de urgencias, normalmente realizarán una cesárea para evitar que el bebé coja una infección de esas aguas que han sido manchadas de meconio, la primera caca del bebé.

El embarazo de mamá está llegando a su fin, y a pesar de que ya ha pasado las 40 semanas y ha expulsado el tapón, aún no han aparecido esas contracciones regulares ni hay rotura de bolsa, así que queda esperar y seguir haciendo fotos, como esta, por ejemplo:

Y haciendo montajes con fotos hechas durante todo el embarazo, por ejemplo:

Espero presentaros pronto a mí hermanit@.

Saludos,

Mamitengounblog,

@miriam_peralvarez

Últimas semanas de embarazo.. (36 a 38 semanas)

¡¡¡Hola!!!

El embarazo de mamá está ya en la recta final. Un bebé que pasa de la semana 37 ya se considera que está perfectamente desarrollado y listo para vivir en nuestro mundo sin necesidad de pasar por la incubadora.

Mamá parece que tiene un melón o una calabaza dentro de su barriga, ¡porque está enorme! Ella ya se encuentra más pesada y cansada que en las semanas anteriores.

Además, en estas semanas, a mamá le han hecho la prueba del estreptococo y yo he pasado por un virus que es muy peligroso para las embarazadas. A continuación te cuento más.

La prueba del estreptococo

Entre la semana 35 y 37 se realiza la prueba del estreptococo, qué consiste en tomar una muestra de la vagina y del recto con un bastoncillo. La prueba es indolora y no implica ningún riesgo. Los resultados indican si la futura mamá es portadora del estreptococo del grupo B y que puede transmitir al bebé en el momento del nacimiento.

Si el resultado es negativo no hay que hacer nada ya que la mamá no tiene el estreptococo. Pero si la prueba sale positiva se necesita que se le administre un antibiótico durante el trabajo de parto para que el estreptococo se pueda contagiar al bebé.

Virus del megaloeritema o enfermedad de la bofetada

Hace unas semanas en el cole hubo una pasa de la quinta enfermedad, enfermedad de la bofetada, megaloeritema, eritema infeccioso o parvovirus B19, llámalo cómo quieras pero todo esos nombres son la misma enfermedad.

Este virus es frecuente en el inicio de la primavera y suele afectar a niños de entre 3y6 años, principalmente. Los síntomas que tuve al principio fueron:

  • Fiebre no muy alta (mi máximo fue 37,4).
  • Dolor de garganta

Durante este tiempo, es cuando el virus es más probable que se contagie. Mi mamá pensaba que se trataba de un simple catarro, pero a los días apareció el síntoma que confirmaba este virus:

  • Exantema en las mejillas. Estas parece que han sido abofeteadas porque se vuelven rojas y a veces suele salir como un encaje rojo. Mirar mi foto.

Aquí fue donde mamá se dio cuenta de que no era un resfriado común e indagó por Internet hasta ver la existencia de esta enfermedad. Para un niño, este virus es pasajero y no da mayor complicación. Las mejillas no pican ni arden, solo que la rojez se puede ir hacia otras partes del cuerpo pero sin causar molestias. Estímulos como el sol y el calor hace que la erupción de vuelva más intensa o reaparezca.

El problema viene si la mamá embarazada no ha pasado el virus y se ha contagiado. Se estima que un 50% de los adultos han pasado la infección por este virus, pero la mayoría de ellos no lo recuerdan. El contagio se puede producir por contacto con secreciones infectadas procedentes de la nariz, la boca o la garganta, especialmente las gotitas que se expelen al toser y estornudar. También puede haber contagio por compartir vasos y cubiertos. Una vez infectado por el parvovirus B19, el individuo se hace inmune al mismo y, por lo general, no vuelve a tener esta enfermedad.

Mamá, en su visita a la matrona se lo comentó y le pidieron hacerse una analítica para ver si se había contagiado. Los resultados salieron negativos y tampoco tuvo ningún síntoma de la quinta enfermedad, así que seguramente lo habría pasado de pequeña.

Nuestra recomendación es que si la mamá tiene ya hijos, extreme precauciones cuando vea a su hijo o bebé enfermo, que no piense que un simple resfriado no es peligroso, porque igual se trata de un virus que puede llegar a ser mortal para el feto. Puede producirle anemia, hidropesía fetal o aborto espontáneo. Aunque la probabilidad es baja, el riesgo existe y que por prevenir que no sea.

Y nada más, seguimos contando días para conocer a Martín o Martina, ¡Qué poco queda!

Saludos,

Mamitengounblog

@miriam_peralvarez

Cuadros de doble entrada

¡¡Hola!!

Hoy me gustaría explicaros qué es un cuadro de doble entrada. En el cole lo hacemos a menudo, y mamá también me pone alguna tabla de vez en cuando, es un ejercicio matemático que me gusta mucho.

Con las tablas de doble entrada se trabaja la lógica y se desarrollan habilidades de discriminación visual al combinar elementos de los diferentes factores. También se desarrolla el razonamiento lógico-matemático y es un buen ejercicio para ejercitar el pensamiento que permite descubrir conexiones entre conceptos.

La actividad que os muestro a continuación es la última que hemos realizado, necesitamos tan solo pegatinas, y que mamá nos dibuje la tabla de doble entrada.

En este caso, vemos que las columnas nos indica el tamaño de la pegatina que debemos usar. En cambio, en las filas, tenemos los colores. En cada casilla, el niño tendrá que ver tamaño y color, para elegir la pegatina que se corresponde, como en esta foto.


Si te interesa el tema, mira en la galería de Google muchas ideas sobre tabla de doble entrada para niños y descubrirás otras ideas para trabajar este concepto.

Esperamos que te resulte interesante,

Saludos,

Mamitengounblog.

@miriam_peralvarez

Plan de parto.. (34 a 36 semanas)

¡¡Hola!!

La barriguita de mamá sigue creciendo porque van pasando las semanas… ¡¡y casi estamos en la recta final!! Queda muy poquito para conocer a Martín o Martina, y mamá se sigue preparando para su llegada. En la entrada de hoy, quiere hablar del plan de parto.

¿Qué es el plan de parto?

El plan de parto o plan de nacimiento es un documento elaborado por la embarazada donde debe reflejar sus preferencias, necesidades, deseos y expectativas sobre el proceso del parto, el nacimiento y los cuidados posteriores a este.

Para elaborarlo, la futura mamá deberá informarse de los temas relativos al parto y al nacimiento, así que será buena idea apuntarse a las clases de preparación al parto impartidas por la comadrona. El plan de parto puede hacerse a partir de la semana 28 y siempre que la mamá haya resuelto todas sus dudas.

Hay que destacar que en el momento del parto, y según vayan ocurriendo los acontecimientos, la mamá siempre podrá modificar cualquiera de las preferencias descritas y reflejadas en el plan de parto.

 

¿Qué incluye el plan de parto?

1. Llegada al hospital: aquí se describe principalmente por quien estará acompañada la futura mamá, necesidades especiales, espacio físico e intimidad.

2.Período de dilatación: cómo queremos que sea el lugar y la posición mientras dilatamos, elección de rasurado o enema, poder beber líquidos, movilidad durante la dilatación, tratamiento del dolor de las contracciones, epidural, material de apoyo, monitorización, tactos vaginales, entre otros.

3. Periodo expulsivo: aquí pueden reflejarse los temas relacionados sobre los pujos, episiotomía, el piel con piel con el recién nacido, corte del cordón umbilical, inicio precoz de la lactancia

4.Alumbramiento de la placenta: indicar cómo queremos que sea.

5.Cuidado y atención al recién nacido: separación o no del bebé y su mamá, administración de medicamentos e higiene del recién nacido.

6.Periodo de puerperio: traslado a planta, tipo de lactancia o la duración de la estancia son temas que pueden reflejarse aquí.

7.Parto instrumental o cesarea: si el parto se complicara, reflejar las preferencias al respecto.

 

A continuación podéis ver un ejemplo de plan de parto en el siguiente enlace:

https://www.mscbs.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/planPartoNacimiento.pdf

 

Mamá elaboró su plan de parto hace unos días, rellenó un plan que le dio su matrona y reflejó todas sus preferencias. Además, durante estas semanas, ha tenido visita con el ginecólogo para recoger los resultados de la analítica del tercer trimestre, tal y como os expliqué en la anterior entrada de –> Última ecografía y más.. (32 a 34 semanas)

Estas últimas semanas también nos están sirviendo para disfrutar en familia, los tres solitos, haciendo muchos planes juntos y pasándolo genial antes de la llegada de mi hermanit@. A veces, por eso, mamá tiene que parar porque dice que nota las contracciones de Braxton Hicks, que son unas contracciones preparatorias. En la entrada de –> ¡Hola, tercer trimestre..! (28 a 30 semanas)ya os hablé de ellas

1235888514

El bebé está ya completamente formado, sus órganos están preparados para exponerse al mundo exterior. Ya solo toca esperar,….

Saludos,

mamitengounblog.

@miriam_peralvarez.